CONSTANTIN STANISLAVSKI

MANUAL DEL ACTOR

Editorial Diana, México

  

“El trabajo del actor no consiste en crear sentimientos y emociones, sino sólo producir las circunstancias adecuadas en las que serán engendradas emociones sinceras de una manera espontánea.”

 

 

LA ACCIÓN DEL ACTOR (OBJETIVOS DE LA ACTUACIÓN)

 

En el escenario siempre se debe estar representando algo; la acción y el movimiento son las bases del arte del actor; aun la inmovilidad externa no implica pasividad.  En el escenario es necesario actuar, ya sea exterior o interiormente.  Todo en el escenario tiene un propósito definido, y toda acción debe tener su justificación interna, pues debe ser lógica y coherente según la “inquietud” de lo que sienta el personaje.

 

Acciones físicas:  La lucha interior en una situación dramática busca escape en una acción.  De aquí que cuando más sencillos son estas acciones más fácilmente se comprenden y que conduzcan al objetivo verdadero del personaje.  Accionar desde la emoción nos permite ser naturales, intuitivos y completos.

 

Las acciones físicas crean la vida física de un papel:  Para penetrar en el mundo de las acciones físicas de un personaje debemos conectarnos con la vida espiritual de éste.  Dicho mundo espiritual se encuentra en la obra y en el mundo interior del actor.

 

Norma de acciones físicas:  Confeccionar un listado de acciones que nosotros mismos haríamos en las circunstancias del personaje.  Confeccionar, también, el listado de acciones que realiza el personaje de acuerdo a la trama en la obra.  Sentirse usted mismo en el papel y sentir el papel en usted, es el paso inicial para absorberse en el mundo del personaje.